La fundación Art Curacao, realiza un festival de Pintura al aire libre cada dos años. Este año cuenta con la asistencia de de más de treinta artistas entre locales e internacionales de países como Costa Rica, Cuba, Croacia, Bélgica, entre otros.


Para iniciar esta aventura pictórica, después de mi aterrizaje en la isla, visite la playa de Daaibooi en banda bou.

Nos llevaron a pintar desde el puente Juliana ubicado sobre la bahía de Santa Ana en Willemstad, capital de Curacao.
Llamado así en honor a la Reina Juliana I  de los Países Bajos.

En Curacao solía haber más de cien plantaciones de diferente tipo. El eje central de cada plantación era el landhuis, donde el vivía el dueño. Alrededor de la casa había almacenes y las chozas de los esclavos quienes debían trabajar la tierra o en las salinas.
Esta específicamente es la Landhuis Ararat.

Visitamos el Fuerte Beekenburg construido en 1703 para la defensa contra el ataque de la flota española.
En Caracas Baai.

El Barrio Sachi, tiene gran cantidad de casas antiguas que están en restauración.
Es un barrio muy colorido y de gran belleza arquitectónica.

De nuevo nos llevaron a pintar a una Landhuis, Janthiel, antiguamente una casa de campo principal de una plantación, ahora convertida en un hermosisimo B&B.

Un grupo de artistas visitamos una casa de campo (Landhuis) llamada Jan Koc.
Un bellísimo lugar convertido en galería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *